BIEN.
Quizás la crítica al capitalismo estadounidense podría ser un poco más sutil y menos “in your face”, pero por lo demás Andrew Dominik es un cineasta muy interesante. Muy al estilo Hermanos Cohen, con grandes dialogos, un James Gandolfini repugnante y algunas de las escenas más brutales que yo haya visto recientemente. Hay un asesinato que es una jodida obra de arte.

BIEN.

Quizás la crítica al capitalismo estadounidense podría ser un poco más sutil y menos “in your face”, pero por lo demás Andrew Dominik es un cineasta muy interesante. Muy al estilo Hermanos Cohen, con grandes dialogos, un James Gandolfini repugnante y algunas de las escenas más brutales que yo haya visto recientemente. Hay un asesinato que es una jodida obra de arte.